Noticias

13/7/2017 Noticias ambientales

Una bacteria que come el plástico y lo transforma en agua

Según los últimos estudios es muy probable que para el año 2050 haya más plasticos que peces en los océanos, con las consecuencias que ello puede traer. Por eso diferentes iniciativas estudian soluciones para evitar tal escenario.

Una de las principales medidas sería evitar que esos desechos lleguen al mar, consumiendo menos plásticos y realizando una gestión más eficiente de esos residuos, evitando así de antemano tenernos que enfrentar al problema de los residuos plásticos en los océanos.

Sin embargo, y a pesar de todas las medidas que podamos tomar, es posible que cierta cantidad de plásticos lleguen al mar. En este caso, el trabajo de las investigadoras Miranda Wang y Jeanny Yao puede ser de gran ayuda. Ambas llevan trabajando varios años en el desarrollo de una bacteria capaz de deshacer el plástico en CO2 y agua.

"Es prácticamente imposible hacer que la gente deje de usar plástico. Necesitamos una tecnología para romper el material. Y que todo se vuelva biodegradable" han asegurado las jóvenes investigadoras, quienes han desarrollado una tecnología que consta de dos partes: en primer lugar el plástico es disuelto y las enzimas lo catalizan con lo que el plástico se transforma en fracciones sumamente maleables. Estos componentes se colocan en una estación biodigestora, donde se compostan como si fuesen restos de comida. El proceso se lleva a cabo en tan solo 24 horas, para pasar de plástico a agua.