Noticias

3/6/2019 Noticias ambientales

¿Aire acondicionado sin gastar energía? ¡Si!

Haced lo siguiente: soplad sobre la palma de vuestra mano, con la boca bien abierta. Notaréis que el aire que os llega es más bien templado. Ahora soplad de nuevo sobre vuestra mano, pero casi cerrando completamente la boca, dejando tan solo un pequeño orificio. ¿A que el aire que sale es más fresco? Ello se debe a la dinámica de fluídos, la cual determina que cuando un fluido con caudal constante pasa de un conducto de mayor sección a otro de menor, necesariamente su velocidad aumenta, y en consecuencia disminuye su temperatura.

Partiendo de este principio, podemos construir un sistema rudimentario de aire acondicionado que funcione con las leyes de la física, sin gastar energía ni un euro de nuestro bolsillo. Y también lo pueden hacer, y esto es lo más importante, los habitantes de zonas donde no llegue la electricidad. ¿Cómo? Muy fácil, con botellas de plástico y cartón, plancha de poliestireno expandido o una madera contrachapada.

Tan solo debemos realizar en la plancha de cartón varios orificios del diámetro de la parte más estrecha de las botellas de plástico, introducir por ellas los cuellos de las botellas, y cortarles a éstas últimas la parte posterior. A continuación colocaremos la estructura en una ventana, intentando que ocupe todo el área del marco de la ventana.

Así, el aire caliente de la calle, al pasar por la botella y salir expulsado hacia el interior de la vivienda a través del orificio más estrecho de ésta, lo hace a una mayor velocidad y a una temperatura inferior, tal y como ocurriría si saliese de nuestra boca manteniendo esta ligeramente abierta.

Está claro que no conseguiremos enfriar mucho ni nuestra casa ni nuestra oficina, pero servirá para que los habitantes más desfavorecidos del planeta puedan refrescar por lo menos unos cuantos grados sus viviendas.

Eco cooler (el nombre de este invento) ha sido diseñado por Grameen Intel Social Business, una empresa que trabaja para encontrar soluciones tecnológicas que puedan estar disponibles para toda la población, y quienes han puesto a disposición de todo el mundo las instrucciones para su fabricación que puedes encontrar en el archivo adjunto a esta noticia.