Disfrutando de Cristina Enea mes a mes

A menudo parece que los ciclos de la naturaleza y los cambios que se dan en ella son lentos e imperceptibles. Sin embargo, solo hace falta saber mirar y pequeñas dosis de paciencia para descubrir un mundo cambiante a nuestro alrededor.

Desde Fundación Cristina Enea os queremos mostrar mes a mes esos cambios que se dan en nuestro entorno más cercano, concretamente en nuestro parque, Cristina Enea.

Gracias a fichas de campo que podéis consultar y descargar desde aquí, seréis testigos de los cambios constantes en la fauna y la flora del parque. Comenzamos con el mes de febrero, el mes más fugaz del año, que se caracteriza por sus días cortos y fríos. Aunque por lo general se trata de una época de letargo en la naturaleza, ésta sigue brindándonos todo un mundo de posibilidades para disfrutarla, solo hay que abrigarse bien para salir a su encuetro.

Con este cuaderno de notas os proponemos descubrir algunos de los protagonistas de este mes en Cristina Enea. 

Marzo

El invierno da sus últimos coletazos antes de dar paso a la primavera, y en el ambiente se intuyen los cambios que no tardarán en llegar. A partir del 21 de marzo el día comenzará a robarle minutos a la noche, anunciando de este modo que la primavera ya está aquí. Todo está preparado para que se abran las puertas de la estación favorita de la naturaleza. La metamorfosis del parque ya ha comenzado, nos lo indican las flores tempraneras y los primeros cantos, en cuestión de días el aspecto del Cristina Enea cambiará completamente.

Abril

Alrededor del mes de abril percibimos que casi todo se está renovando a nuestro alrededor. El parque se colorea, suena y se llena de olores. Cortejos, nacimientos y búsqueda de alimento, convierten Cristina Enea en un lugar donde disfrutar de los mil y un sonidos de la primavera.

Ver todos los proyectos