Noticias

10/12/2020 Observatorio de la Sostenibilidad

Nuevo Cuaderno de Apuntes sobre ciudades para caminar y ciclar en tiempos de pandemia

La pandemia coronavírica que se desató a finales del 2019 y se extendió rápidamente por todo el mundo ha alterado sustancialmente la cotidianeidad de nuestras  vidas. Una situación desconcertante y dolorosa que no sabemos aún cómo afectará a nuestro futuro. La infección comenzó en un medio urbano y se expandió rápidamente por un mundo globalizado, en continuo tránsito de mercancías y personas, amén de otros flujos como los de la energía, capital, conocimiento,  información, datos… La crítica situación ha mostrado que la globalización no tenía, ni tiene, instrumentos de protección acordes a las amenazas a las que nos  expone.

[ACCESO AL DOCUMENTO]

A mediados de marzo de 2020 la gran mayoría de la población nos encontramos confinada en nuestras casas, alterándose de forma radical nuestras vidas y, claro, el movimiento de personas y mercancías. La vuelta escalonada a la actividad evidenció, entre otras muchas cuestiones, las grandes limitaciones que tienen los entornos en los que habitamos para el tránsito seguro a pie o en bicicleta, amén de los problemas de accesibilidad y dispersión territorial, funcional y urbana de los  hábitats humanos dominantes: las urbes. Partíamos de unas ciudades construidas y diseñadas en función de la movilidad motorizada donde, además, se prioriza el  vehículo privado.

En este contexto, comenzaron a surgir iniciativas de muy diferente tipo y calado en multitud de ciudades de todos los continentes. Una de las claves ha sido la  reconfiguración de los espacios públicos, y, más en concreto, de los viarios de las ciudades, con el fin de adecuarlos y poder cubrir así las necesidades de  distanciamiento físico y tránsito seguro de personas. El transporte público también ha sido objeto de atención y debate, poniendo de manifiesto las limitaciones y  carencias existentes, apuntando también a otros ámbitos de regulación como la flexibilidad de horario laboral o el teletrabajo. Desde algunas instituciones y gobiernos se ha implementado además un amplio abanico de medidas complementarias, por ejemplo, de tipo económico, como han sido las ayudas a la compra o revisión y puesta a punto de bicicletas.

Así, cuatro mujeres relacionadas con la movilidad ciclista y el caminar, han participado en la redacción  de los textos: Ana Montalban, de la Red de Ciudades que Caminan; Laura Vergara, de ConBici, Coordinadora en defensa de la bicicleta; Silvia Casorrán, de la Red de Ciudades por la Bicicleta y Sonia Jichi, de Andando, Coordinadora estatal de organizaciones peatonales.  

Silvia Casorrán Martos (Barcelona, 1979)
Es licenciada en Ciencias Ambientales por la Universitat Autònoma de Barcelona (2002), habiendo realizado parte de sus estudios en la Universidad de Utrecht (Países Bajos) y en la Universidad de Guadalajara (México).

Su carrera profesional se ha desarrollado en el campo de la planificación y la gestión de la movilidad  sostenible, durante más de 10 años como consultora y en los útimos 5 años como responsable de políticas de bicicleta en el Área Metropolitana de Barcelona.  Desde 2015 coordina la Red de Ciudades por la Bicicleta, entidad estatal formada por más de 130 administraciones públicas.

En la actualidad también ejerce de  consejera de movilidad en el distrito barcelonés de Sant Martí, y reside en la Superilla del Poblenou.

Ciclista urbana convencida del potencial de la bicicleta en las  ciudades y metrópolis.

Sonia Jichi Ribera (Valencia, 1973)
Es informática especializada en tecnología educativa. Reside en Palma desde 2006 con su marido y sus tres hijas.

Tras convertirse en madre, se interesó por el  mundo de la educación y, tras descubrir la filosofía de Tonucci, decidió dedicar parte de su tiempo libre a la lucha por los derechos de la infancia y del peatón.  Realizó con gran provecho el curso online impartido por la Universidad de Burgos sobre El reto de las ciudades del siglo XXI.

Actualmente, es portavoz y una de las  fundadoras de la asociación Vianants en Lluita de Illes Balears y lleva un par de años como presidenta de la Coordinadora estatal de organizaciones peatonales  ANDANDO.

Este año, participó como ponente en el Congreso de Cádiz celebrado organizado por la Red de Ciudades que Caminan. 

Ana Montalbán
Arquitecta, máster en urbanismo. Dedicada profesionalmente a la arquitectura y al diseño urbano, intentando aportar una perspectiva que recupere los conceptos del buen urbanismo, entendido como el arte de hacer mejores ciudades para vivir juntos.

Desde 2018, Secretaria Técnica de la Red de Ciudades que Caminan, entidad sin ánimo de lucro compuesta por más de cincuenta municipios y otras administraciones públicas decididas a trabajar para hacer que los viandantes sean los máximos protagonistas de la movilidad y del espacio público.

Laura Vergara Román (Zaragoza, 1986)
Es Educadora social. Su forma de vida gira al ritmo de bielas con el objetivo de potenciar la inclusión de la bicicleta en nuestros hábitos de movilidad. Ha recorrido la parte norte de España y el sur del continente americano, viajando en pareja, en grupo o sola. Activista de los Colectivos Pedalea y Bielas Salvajes.

Formada en sociología y especializada en relaciones de género, criada en la hermosa Tarazona y sus huertas, observa la naturaleza y los ambientes urbanos, se sumerge en costumbres desde el sillín y la lectura. Actualmente, Coordinadora General de ConBici.