Noticias

9/8/2018 Noticias ambientales

El Ayuntamiento de San Sebastián presenta los resultados del análisis del impacto del cambio climático sobre la morfología de las playas de la ciudad

San Sebastián es un ha sido pionera en el impulso de políticas de adaptación al cambio climático. Con la adhesión al Mayors Adapt y la posterior aprobación en 2017 de un Plan de Adaptación, se abrieron diferentes líneas de trabajo, entre las que se encuentra la generación de conocimiento, poniendo el foco en elementos y sectores estratégicos del municipio, como es el caso de sus playas. 

Y es que, por su propia naturaleza, y porque el objetivo final de las políticas de adaptación es anticiparse a los impactos previstos, existe un nivel de incertidumbre que en ocasiones dificulta la toma decisiones. Es por eso que cuanto más precisos sean los estudios y cuanto más se avance en esta línea de trabajo, más certeras serán las predicciones y más acertada la planificación de medidas.

En este contexto surge el estudio de Estimación de los impactos del cambio climático en las playas del municipio, elaborado con la asistencia del Centro Tecnológico Azti, del cual se desprenden resultados y recomendaciones de gestión de los arenales para paliar, en la medida de lo posible, los principales efectos del cambio climático identificados.

El alcance del estudio ha comprendido las playas de La Concha, Ondarreta y La Zurriola así como la playa de la Isla Santa Clara. Asimismo, cabe decir que las metodologías aplicadas para la estimación de los impactos han sido las desarrolladas para tal efecto por el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria (IHCantabria).

El principal interés del análisis ha sido la cuantificación de la contribución del aumento del nivel del mar al retroceso de la línea de costa.

Los resultados muestran un retroceso de la línea de costa similar para las playas de Ondarreta y La Concha, con valores promedio de 4, 7 y 14 m para los años 2030, 2050 y 2100 respectivamente, valores de retroceso inferiores para la Isla de Santa Clara, de 1, 2 y 5 m para los años 2030, 2050 y 2100 y un retroceso de línea de costa más acusado en la playa de La Zurriola, con valores de 7, 11 y 24 m para los años 2030, 2050 y 2100.

En lo que respecta a recomendaciones de gestión para paliar los efectos previstos sobre la morfología de las playas, se sugiere la retirada de elementos rígidos y reflejantes y el retranqueo y cesión de espacio en la parte alta de la playa. Si bien hay que tener en consideración que una de las conclusiones que arroja el estudio es precisamente la necesidad de continuar con esta línea de investigación, en aras a aumentar el conocimiento del comportamiento de los arenales, especialmente en escenarios más extremos o en zonas concretas de las playas que requieren de un estudio en mayor profundidad.

Este estudio constituye uno de los cuatro ejes de trabajo del proyecto "Donostia se adapta", que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica.

Los otros tres ejes de trabajo se orientan a los siguientes objetivos:

  • MEJORA DE LA INFORMACIÓN para prevenir situaciones de emergencia por oleaje extremo y por inundaciones y mejora de la información a la ciudadanía con la colocación de un mareógrafo y el desarrollo de una app.
  • Análisis del impacto del cambio climático en los SERVICIOS E INFRAESTRUCTURAS CRÍTICAS del municipio y definición de medidas de adaptación para la mejora de la resiliencia del sistema urbano frente a los efectos del cambio climático.
  • Estudio hidráulico e hidrológico de las regatas y vaguadas del Polígono 27, con el objeto de MODELIZAR LA CARGA que puede entrar en LA RED DE SANEAMIENTO en esta zona.


Más información aquí.