Noticias

27/12/2019 Noticias ambientales

Suiza quiere salvar un glaciar rociándolo con nieve artificial

Los glaciares son considerados por los científicios como verdaderos iconos del cambio climático. Su estado de salud nos dice mucho acerca del agravamiento del calentamiento global. Y la misma no para de empeorar. De hecho, las y los expertos la consideran “crítica”. Se están deshaciendo, día a día, gota a gota, contribuyendo con ello a la pérdida de insustituibles reservas de agua dulce y a elevar, milímetro a milímetro, el nivel del mar, además de privarnos de uno de los más bellos espectáculos de la naturaleza.

Según un estudio publicado este año en 'Nature', la mayoría de los glaciares en Europa Central, el oeste de Canadá y los Estados Unidos desaparecerían en la segunda mitad de este siglo si prosiguen las actuales tasas de pérdida de hielo. Los glaciares de nuestro planeta han perdido más de 9.000 mil millones de toneladas de hielo entre 1961 y 2016, según el estudio, dirigido por Michael Zemp, profesor de glaciología en la Universidad de Zúrich (Suiza). Esto equivale a un bloque de hielo del tamaño de Alemania y de casi 100 pies (30,5 metros) de grosor.

Esta pérdida de hielo también ha contribuido a que los niveles globales del mar aumentaran hasta 27 milímetros durante el mismo período de tiempo, concluyó la investigación, firmada por 15 científicos internacionales. Esto representa entre el 25% y el 30% del aumento observado en los niveles mundiales del mar en el mismo periodo. Para el estudio, el equipo utilizó datos de más de 19,000 glaciares, empleando la observación satelital y 450 visitas de campo. Eso es mucho más que lo documentado en ninguno de los trabajos investigadores previos, que según Zemp se basaron en datos de alrededor de 500 glaciares.

Además de elevar el nivel del mar, Zemp dijo que el derretimiento de los glaciares puede desestabilizar las montañas donde se hallan. Los glaciares también pueden ser una importante fuente de agua para la agricultura. Por ejemplo, en los Andes peruanos, dijo, los hogares de miles de personas dependen del agua del glaciar local durante las estaciones secas.


Más información