Noticias

12/7/2018 Centro de Interpretación de UlíaEntrevistas

Oihana Orkolaga: "Muchos se sorprenden cuando observan los tesoros y la historia que esconde Ulía"

A finales de julio se cumplen seis años desde que el Centro de Interpretación de Ulía abrió sus puertas, gestionado por Fundación Cristina Enea. En estos años el Centro ha atraído a todo tipo de visitantes, desde donostiarras que descubren un rincón natural, cultural e histórico clave de su ciudad, hasta visitantes que descubren por primera vez este entorno privilegiado. Hemos charlado con Oihana Orkolaga, responsable del Centro desde su apertura, quien asegura que Ulía siempre guarda sorpresas para el visitante.

En estos seis años de andadura el Centro de Interpretación ha conseguido que el monte Ulía sea menos desconocido para la ciudadanía, ofreciendo una ámplia y variada oferta de actividades para todo tipo de público, con el objetivo de acercar este monte a través de biodiversidad, historia y cultura.

En julio el Centro de Interpretación de Ulía cumple 6 años. ¿Cómo ha sido el recorrido hasta ahora?
Cuando en enero de 2012 se nos concedió la gestión del Centro de Interpretación de Ulía el edificio estaba vacío. Por lo tanto lo primero que tuvimos que hacer fue decidir cómo explicar lo que queríamos contar sobre Ulía. A Ulía se acercan todo tipo de visitantes, los que lo conocen de antes, los que acuden por primera vez, los que conocen la naturaleza, los que vienen con niños... Así, queríamos crear un espacio dirigido a un tipo de público muy variado. Una vez tomamos esas decisiones y creamos una exposición básica, hemos ido enriqueciendo la oferta del Centro con las propuestas que recibimos y las necesidades que observamos día a día, organizando actividades muy diversas de manera natural. Cada vez son más las personas que se acercan al Centro o a las actividades que organizamos, y son muchos también los que repiten. Ello nos hace pensar que vamos en la buena dirección.

¿Crees que se han conseguido cumplir los retos y objetivos del comienzo?
Nuestro objetivo es que los y las donostiarras y las personas que visitan el Centro conozcan el monte Ulía, pero no de cualquier modo. Desde hace mucho tiempo Ulía ha sido un lugar de esparcimiento, pero son pocos los visitantes que conocen la biodiversidad y el patrimonio cultural que podemos encontrar aquí. Cuando vienen al Centro de Interpretación muchos se sorprenden cuando observan los tesoros y la historia que esconde Ulía, y ello les lleva a valorar y querer más este entorno. Por lo tanto, diría que los pasos para dar a conocer las peculiaridades de Ulía y estrechar los lazos de la ciudadanía con este monte van bien encaminados.

¿Y de cara al futuro qué retos afronta el Centro de Interpretación de Ulía?
Viendo que las personas que nos visitan suelen tener una experiencia agradable, el siguiente objetivo es atraer a más gente al Centro de Interpretación. Principalmente hacer que los visitantes que se acercan al monte Ulía vengan al Centro de Interpretación para que obtengan un conocimiento más amplio de este entorno, ya que en nuestra opinión así se consigue amar un espacio, y en consecuencia, cuidarlo. Por otro lado, siendo donostiarras y visitantes, muchos no conocen esta opción, que puede ser una buena oportunidad para recuperar la relación con el medio ambiente y disfrutar de él. Además, está muy cerca como para poder acudir desde San Sebastián a pie o por carretera.

¿Qué ha cambiado en estos seis años en el Centro de Interpretación?
Desde el principio hemos tenido muy claro que los contenidos y las actividades del Centro de Interpretación debían ser dinámicos. Es decir, nosotros construímos una base y estamos completándolo poco a poco gracias a aspectos y gente que hemos ido conociendo en este tiempo. Así, cada vez son más las asociaciones que participan en las actividades del Centro de Interpretación, y las personas que acuden varias veces, y ello ha permitido construir una relación muy cercana entre las personas usuarias y el Centro de Interpretación. Ello nos ayuda a recoger nuevas propuestas, lo que es muy enriquecedor tanto para conformar la información que ofrecemos como para responder a través de nuestras actividades a necesidades e intereses reales.

¿Qué le dirías a alguien que aún no conoce Ulía para que se acerque?
Otra de las características de Ulía es que ofrece diferentes opciones a personas con intereses y gustos diferentes. Quien ame el deporte tiene varias rutas para caminar por el monte y disfrutar de la naturaleza mientras hace ejercicio. Quien busque tranquilidad, aquí encontrará mil rincones para disfrutar del paisaje y olvidar los problemas cotidianos. Las personas a las que les interese la naturaleza podrán conocer sin tener que desplazarse las características de diversos y diferentes ecosistemas. Y por qué no, quienes quieran almorzar en un sitio diferente o pasar el día tranquilamente con los niños, en Ulía encontrarán mil opciones. Por lo tanto, sean cuales sean los gustos e intereses de cada uno, en Ulía encontrará su opción, y en el Centro de Interpretación le ofreceremos toda la información necesaria.

En corto

¿Tu rincón preferido de Ulía? Es difícil escoger uno pero aún me sigue fascinando el contraste entre naturaleza y ciudad que se puede observar desde el Fuerte del Almirante.

¿El ave más curioso o especial que has observado en Ulía? Ha criado en la caja-nido que hemos colocado en el Centro de Interpretación y a pesar de que me gustan todas las aves, y hay otras más especiales, ahora mismo escogería el trepador azul.

¿La mejor época para ir a Ulía? Esta también es difícil de elegir, ya que todas las épocas tienen su encanto. Si tuviera que escoger una, sería la primavera, ya que cada vez que voy, el resurgir de la naturaleza me tiene guardadas nuevas sorpresas.