Noticias

13/11/2018 EntrevistasHaziera

Marc Badal (Haziera): "Pretendemos ofrecer recursos formativos relacionados con la reproducción de semillas"

El proyecto Haziera cumplirá 6 años el próximo mes de febrero, un tiempo en el que el archivo de semillas que alberga ha multiplicado por cuatro su cantidad de semillas hasta llegar a las 101 muestras de hoy en día, al mismo tiempo que su programación, repleta de talleres, excursiones y conferencias, aumenta de año en año. El responsable del archivo de semillas de Haziera, Marc Badal, nos hace un repaso de estos últimos seis años y nos presenta sus retos y objetivos para el futuro.

Haziera surgió en 2013 como un archivo de semillas, pero ha evolucionado y ahora ofrece diversas actividades como charlas, talleres y excursiones...
Sí, el punto de partida era montar un pequeño “txoko” de semillas que estuviera a disposición de todas aquellas personas que estuvieran interesadas en reproducirlas en su huerta. Y este sigue siendo el eje de las actividades del archivo; es decir, fomentar el intercambio de semillas y de conocimientos vinculados a su reproducción.

Para ello, desde un primer momento vimos que era necesario organizar sesiones formativas en las que se ofrecieran los conocimientos básicos para poder reproducir correctamente las semillas. A lo largo del año realizamos dos talleres formativos: en invierno un taller en el que se explica qué tareas deben realizarse y qué aspectos deben tenerse en cuenta para reproducir correctamente las semillas de nuestros cultivos. En otoño organizamos un segundo taller más práctico en el que extraemos semillas y se ofrecen conocimientos básicos sobre distintas técnicas de extracción, limpieza, secado y almaceniamiento de semillas.

Por otro lado, desde el primer año ofrecemos una programación regular que incluye charlas, mesas redondas y talleres que abordan cuestiones relacionadas con las semillas, la biodiversidad agraria y las cuestiones agroalimentarias en general.

Entre estas actividades anualmente organizamos una salida para conocer experiencias vinculadas de algún modo u otro a las actividades de Haziera. Hemos visitado varias fincas ecológicas donde se trabaja especialmente el tema de las semillas (Lezo, Hernani, Beizama...) y también hicimos una visita al Observatorio Meteorológico de Igeldo donde desarrollan un trabajo interesante con la observación fenológica.

Además, estos años desde Haziera se han editado varios documentos y publicaciones relacionados con el mundo de las semillas.
Uno de los objetivos prioritarios de Haziera es ofrecer recursos formativos relacionados con la reproducción de semillas. En este sentido, el año 2015 publicamos conjuntamente con el Ayuntamiento de Azpeitia un "Pequeño manual de reproducción de semillas" que incluye los contenidos básicos que trabajamos en Haziera.

Por otro lado, Haziera desarrolla una serie de actividades vinculadas a los aspectos sociales y culturales relacionados con las semillas. En este sentido, hemos creado una colección de textos divulgativos que recoge pequeñas historias en las que las semillas son las protagonistas. La colección se llama Telecoria, que es un concepto botánico que se refiere a la capacidad que tienen las plantas para dispersar sus semillas. El nombre pretende ser una metáfora puesto que a través de estos textos intentamos “dispersar” las semillas de Haziera más allá de las actividades que realizamos.

En 2016 se publicó un libro que contiene los tres primeros números de la colección: Cuadernos de viaje, fragmentos y pasajes históricos sobre semillas.

El archivo propiamente dicho, también ha evolucionado. ¿Qué podemos encontra en él? ¿Cómo funciona?
Cuando empezamos en febrero de 2013 contábamos con 23 semillas distintas y hoy en día (febrero 2017) tenemos 101 muestras (consulta el catálogo en el archivo adjunto de esta entrevista). Todas ellas son variedades de hortalizas en su mayoría procedentes de Euskal Herria aunque también contamos con semillas llegadas de mucho más lejos (Perú, India...).

Las semillas de Haziera están disponibles para cualquier persona que las quiera reproducir en su huerta y el funcionamiento es muy sencillo. Para adquirir semillas del archivo las personas interesadas deben acudir al Centro de Recursos Medio Ambientales de Cristina Enea y rellenar la 'Ficha de cuidador/a'. Posteriormente se coge una pequeña muestra de las semillas que se deseen y se recoge una 'Ficha de seguimiento' por cada una de estas semillas. Las Fichas de seguimiento deberán rellenarse a lo largo del ciclo de cultivo y nos permiten obtener más información sobre esa variedad.

Una vez se han obtenido las semillas en el huerto, debe devolverse una pequeña muestra al archivo y, de este modo, de forma colectiva mantenemos viva nuestra colección. Si alguien trae alguna semilla nueva al archivo debe rellenar la 'Ficha de entrada'.

Si por algún motivo alguien no puede obtener semillas en su huerto, no pasa nada puesto que desde Haziera ya nos preocupamos de ir renovando los botes y manteniendo la colección, pero es cierto que la condición para obtener semillas de Haziera es intentar reproducir nuevas semillas a partir de las que se han obtenido en el archivo.

¿Se limita a especies de semillas locales o hay alguna exótica? ¿Hay alguna variedad especialmente interesante por su escasez o dificultad a la hora de encontrarla?
Como decía, la mayoría de variedades proceden de Euskal Herria pero no cerramos las puertas a variedades lejanas. El objetivo prioritario de Haziera es ofrecer un recurso formativo y realizar tareas de sensibilización y divulgación. Por este motivo, entendemos que todas las variedades locales que puedan llegar son bienvenidas.

En el archivo hay variedades tan conocidas como la guindilla de Ibarra o la alubia de Tolosa, pero es cierto que tenemos algunas “joyas” extrañas y algunas semillas que no se encuentran fácilmente. Por ejemplo tenemos una variedad de maíz blanco para hacer talos procedente de Nafarroa Behera, alubias del Goierri que llevan años conservándose en el mismo caserío, distintas muestras del tomate de Aretxabaleta, etc. Entre las semillas que no son fáciles de encontrar podríamos citar algunas variedades de mijo “antiguo” o semillas de trigo sarraceno.

¿Qué objetivos os marcáis para el proyecto y qué retos os fijáis?
Por un lado, mantener y seguir aumentando la colección de semillas, y para ello es necesaria la colaboración de todas las personas que participan en Haziera reproduciendo semillas en sus huertas.

Por otro lado, uno de los nuevos retos que nos hemos marcado es realizar proyectos de investigación vinculados con la situación de la biodiversidad cultivada en Gipuzkoa y emprender algún proyecto en colaboración con entidades y otras instituciones de Donostia y de Gipuzkoa.