Noticias

17/5/2018 Noticias ambientales

Los índices de ruido ambiental experimentan una mejoría en los últimos 5 años en Donostia

La última evaluación sobre el ruido ambiental (el derivado de las infraestructuras) se realizó en San Sebastián en el año 2012. La concejala Ane Oyarbide ha explicado que “para la obtención de los diferentes mapas, los focos de ruido ambiental considerados han sido el tráfico viario de calles y carreteras, el tráfico ferroviario y la actividad industrial".

“En esta actualización de los datos sobre el ruido en nuestra ciudad –ha continuado la concejala de Medio Ambiente- se ha utilizado la misma metodología usada en las evaluaciones realizadas en 2012 aunque en algunos casos, como en la medición de las emisiones de los vehículos, la toma de datos se han perfeccionado realizándolas in situ en varias calles de la ciudad.”

Los indicadores de población afectada empleados han sido dos:

  • El indicador B8, indicador propuesto por la Agencia Europea de Medioambiente, que sirven para la elaboración de los mapas de ruido en las fachadas a 4 metros de altura (lo que equivaldría a un primer piso). La altura establecida se debe al gran número de viviendas unifamiliares, de una planta, que se construyen en gran parte de Europa
  • El indicador local de gestión del ruido (indicador ILGR) que sirve para obtener datos de población afectada más acorde a la realidad de San Sebastián ya que el ILGR tiene en cuenta la distribución de la población en todas las plantas del edificio y no solo a 4 metros de altura.

Ane Oyarbide ha señalado que “con esta actualización realizada, si se comparan los resultados de 2012 con los mapas de ruido actuales, la valoración es claramente positiva con una disminución en líneas generales de los niveles. Si nos atenemos al indicador B8, la población afectada desciende del 32% al 12%, y si tomamos al indicador ILGR como referencia, el descenso pasa del 28% de población afectada, en 2012, al 8% actual. El periodo más desfavorable del día sigue siendo el nocturno con un mayor número de población afectada por encima de los niveles de referencia, excepto en el caso del tráfico ferroviario cuyos índices más altos se registran durante la tarde".

Las razones que han influido en esta mejora de la situación en estos últimos cinco años son los cambios que la ciudad ha experimentado debido a la modificación de Carlos I y con ello la consiguiente reducción de tráfico de una zona muy conflictiva acústicamente; la puesta en servicio de la variante del Urumea, así como la reordenación del tráfico de entrada o salida por la ciudad y la continua mejora de la evaluación del ruido que ha promovido el Departamento de Medio Ambiente.

Pero como ha señalado la concejala de Medio Ambiente, “aunque San Sebastián no se encuentre entre las ciudades españolas con más contaminación acústica ambiental, aún queda camino por recorrer por lo que todo esfuerzo es bienvenido”. En este sentido, el director de Medio Ambiente, Josu Benaito, ha señalado que “en una ciudad como San Sebastián, donde las distancias medias que se recorren en moto son de menos de 10 kilómetros, sería altamente beneficioso para reducir los niveles de ruido la utilización de motos eléctricas que pueden encontrarse en el mercado a precios altamente competitivos".


Fuente. Donostia.eus