Noticias

28/7/2020 Noticias ambientales

Los coches son el origen de un tercio de los microplásticos que llegan a los océanos

Los coches emiten cada año miles de toneladas de microplásticos a la atmósfera. Dependiendo del tamaño, algunos de ellos se quedan en los países donde han surgido, pero otros, arrastrados por el viento, caen en los océanos e incluso llegan al Ártico.

Un estudio publicado en la revista Nature Communications calcula que cada año llegan a los océanos y otros ecosistemas de agua casi 200.000 toneladas de microplásticos generados por la actividad de los coches. De ellas, unas 140.000 toneladas corresponden a PM10, partículas de menos de 10 micrómetros. Otras 52.000 toneladas son partículas del tipo PM2,5, inferiores a 2,5 micrómetros. A partir de estos datos, se calcula que el 30% de los microplásticos de los océanos se generan en la carretera. De todas estas partículas, la mayoría se originan por la abrasión de los neumáticos, pero también los genera el uso del freno.

El recorrido que realizan depende del tamaño de las partículas. Así, las PM10 viajan durante 5-11 días y suelen permanecer en las zonas donde se producen, principalmente en Estados Unidos, Europa y China. Las PM2,5, por su parte, pueden permanecer en la atmósfera entre 18 y 37 días y llegar a zonas remotas como el Ártico. Precisamente esto ha preocupado a los científicos. Advierten de que estas partículas pueden destrozar el albedo del hielo y, como consecuencia, contribuir al calentamiento global.


Artículo original publicado en la revista Elhuyar.