Noticias

20/11/2018 Entrevistas

Ibai Llosa: "Cuando cumplí 13 años comencé a filmar la naturaleza de Treviño, a menudo la gran desconocida de los que nos visitan"

Ibai Llosa es un joven inquieto de Treviño, a quien le apasiona la naturaleza. Su carácter curioso y su afición a los animales le ha llevado a desarrollar un proyecto de tres años, que se ha materializado en el documental La vida oculta de Treviño. El documental se proyectará en el Centro de Recursos Medio Ambientales de Cristina Enea el próximo 25 de noviembre, domingo, a las 11:00 h., donde habrá la posibilidad de charlar con el joven realizador.

El documental muestra los cambios en la fauna, flora y paisajes del Condado de Treviño, una región rica en paisajes, fauna y vida oculta que no siempre es fácil de ver y que a menudo pasa inadvertida. En esta presentación apoyada por SEO/ BirdLife, además de visualizar el documental La vida oculta de Treviño, Ibai Llosa nos contará por qué un chico de 16 años tiene estas inquietudes y además explicará cómo lo grabó y los cambios que sufre la zona con las estaciones pudiendo ver in situ las herramientas que utiliza para sus grabaciones. Y quien sabe, tal vez de esta sesión surjan ideas y propuestas para rodar nuestro propio documental. Hemos charlado con Ibai para que nos cuente de dónde le viene esta afición de mezclar naturaleza y producción audiovisual.

¿Sobre qué es tu documental? ¿Qué es lo que cuenta?
El documental muestra la naturaleza que tenemos en Treviño, sobre todo los animales que viven allí y sus costumbres, lo que a menudo es desconocido para las personas que visitan Treviño.

¿Cómo te decidiste a emprender este proyecto, de dónde te viene ese interés?
Cuando era pequeño, en vez de ver dibujos animados, me interesaban más los documentales de naturaleza, que casi siempre se ubicaban en la sabana africana o los bosques amazónicos. Cuando cumplí 13 años percibí que había pocas producciones naturales sobre nuestro territorio, y comencé a filmar la naturaleza de Treviño.

¿Qué dificultades has tenido a la hora de grabar este trabajo? ¿Qué ha sido lo más complejo?

¿Ha habido algún animal en especial que te haya resultado difícil de grabar?

Hay animales muy difíciles de grabar, y esos animales, por lo menos la mayoría de ellos, no los he podido grabar, o lo he hecho pero con una calidad no muy óptima para su posterior utilización. De los animales que salen en este último trabajo destacaría el águila real (Aquila Chrysaetus) como el más difícil. Sabíamos dónde encontrarlo, pero estas aves realizan vuelos muy largos y son muy desconfiadas con los humanos, por lo que es muy complicado acercarse a las águilas.

¿En las grabaciones habrás vivido curiosidades o anécdotas, verdad? ¿Nos puedes contar alguna?
En un proyecto de grabaciones que se desarrolla durante tres años, de cualquier tipo, se pueden contar muchas anécdotas, y trabajando en la naturaleza, aún más. Como ejemplo, os puedo contar una situación que me ha tocado vivir varias veces: el martín pescador (Alcedo atthis) suele frecuentar una zona del río que pasa por el municipio de al lado, y yo, no teniendo ningún documento sobre esa ave, me acerqué allí a intentar grabarlo. Estuve unas tres horas bajo el hide, y el martín pescador no se acercó ni a echar una ojeada, estuvo desaparecido. Cuando iba a salir, un poco triste la verdad, vi un mirlo acuático (Cinclus Cinclus), y pude hacer algún vídeo con él. A partir de ese día han sido numerosos los días en los que he visto el martín pescador, y lo he podido fotografiar muchas veces. Sin embargo el mirlo acuático no lo he podido grabar de nuevo en Treviño, a pesar de que lo he intentado varias veces. Esta vivencia, junto con otras muchas, te muestra las situaciones incontrolables de la naturaleza, a pesar de que muchas veces las cosas no salen como tu quisieras, la naturaleza siempre te obsequiará con algún regalo.

¿Animarías a jóvenes de tu edad a emprender este tipo de iniciativas?
En mi opinión los estudios lnos exigen demasiado tiempo a los jóvenes. Es cierto, no voy a negarlo, que los estudios son imprescindibles para tener unos conocimientos básicos, pero también es importante el tiempo dedicado a nuestro ocio. Yo me decidí a realizar un documental así por que me gusta la naturaleza, pero otro tal vez prefiera pintar, hacer cómics, componer música... Tenemos que intentar poner en marcha iniciativas que se adapten a nuestros gustos, no solo por el mero hecho de disfrutar, sino también por que es un camino para aprender.