Noticias

1/6/2020 Noticias ambientales

Estos son los beneficios de la naturaleza para los niños y niñas

A los padres y madres del parvulario Schlitz Audubon Nature Preeschool en Milwaukee les gusta compartir los cambios que advierten en sus hijos. Tras pasar horas al aire libre cada día (trepando árboles, explorando bajo las rocas, aprendiendo a observar la fauna y la flora en silencio), los niños tímidos se vuelven más atrevidos y la indecisión se torna poco a poco en seguridad.

Los profesores también advierten una diferencia: los niños podían quedarse sentados cuando era necesario, escuchaban más atentamente y regulaban mejor su comportamiento.

«Conocí a profesores de otros colegios que me decían “conozco a niños que vienen de ese parvulario”. Hacen más preguntas, están más dispuestos a probar cosas nuevas y son más solidarios con los otros niños», cuenta Patti Bailie, fundadora y exdirectora del centro y ahora profesora adjunta de educación preescolar en la Universidad de Maine.

La idea de que los niños y niñas conecten con la naturaleza se ha defendido durante mucho tiempo como algo beneficioso para cuerpo y mente. El tiempo que se pasa al aire libre se ha vinculado a la mejora de la capacidad de concentración, la memoria y la función ejecutiva, es decir, cómo aprendemos frente a qué aprendemos. Bailie añade que las experiencias en la naturaleza se vinculan positivamente al desarrollo temprano del cerebro y proporcionan oportunidades para mejorar la motricidad, estimular las sustancias químicas que mejoran la comunicación neuronal y ayudar a producir nuevas células en el cerebro.


Más información