Noticias

30/11/2017 Eskolan KonpostaHazieraNoticias ambientales

El café como abono

En el semanario Argia le hemos leído a Jakoba Errekondo que el café es un buen abono para la tierra y que los restos del café que se toma en casa los utiliza en su huerto, mezclado con el estiércol, ya que, entre otras cosas, acelera el trabajo de las lombrices.

Asegura Errekondo que "el café es un poco ácido, como la mayoría del estiércol, y plantas a las que les gusta lo ácido, como el brezo (Erica spp), rododendro (Rododendron spp) o las hortensias (Hydrangea macrophylla), lo agradecerán tenerlo a su alrededor". Además, al parecer, los restos del café también sirven para darles más vida a los colores de las hortensias. Mezclado con el estiércol y el resto de la materia orgánica favorece la fermentación, favorece el trabajo de las lombrices, les ayuda en la digestión y la cafeína las acelera.

El café es un residuo equilibrado para añadirlo a la mezcla de los residuos orgánicos y el estiércol, ya que tiene una relación carbono/nitrógeno de 20 (en los mejores materiales la relación suele ser de 25-30). "También se suele utilizar directamente como abono de la tierra. En los semilleros, para plantar plantas pequeñitas, en los floreros o el huerto, las plantas absorverán fácilmente los alimentos que libera al mezclarse con la tierra" asegura el experto. Al ahuecar la tierra, "mejora las tierras que tienen problemas de humedad o las que son más lentas o apagadas", ofreciendo facilidades considerables a las raíces, tanto para crecer como para alimentarse. "Por ejemplo el rábano (Raphanus spp) o la zanahoria (Daucus carota) recibirán con los brazos abiertos un terreno abonado con restos de café".

Errekondo afirma que conoce a más de una persona que en vez de utilizar los restos del café como abono, los pone junto a las plantas. "Al parecer a las babosas y a los caracoles no les gusta la cafeína, y las ahuyenta. No las mata, pero sí las aleja. Más que por la cafeína que contiene el café, podría ser por su estructura arenosa, ya que no pueden arrastrase muy bien por encima suyo. Algunos también lo utilizan para ahuyentar gatos".

"Es necesaria una reutilización ecológica, económica y práctica de los residuos que generamos en casa", asgura Errekondo, y por ello elige convertir los residuos en recurso, antes que tirarlos a la basura.


El artículo y la foto originales las hemos traído aquí desde la web de Argia.