Noticias

29/10/2019 EntrevistasExposicionesProyectos

'Amargura. Ecologías del lúpulo'. Recuperando el papel olvidado de la mujer en la industria del lúpulo

El Humulus lupulus es una planta, cuya flor femenina se utiliza en la producción de cerveza; y es también la principal protagonista de Amargura. Ecologías del lúpulo, la nueva exposición que se puede visitar hasta el 1 de diciembre en el Centro de Recursos Medio Ambientales de Cristina Enea. Se trata del resultado de la seguna edición de la convocatoria artística ‘Residencia de la Tierra’ desarrollada entre Fundación Cristina Enea y Tabakalera.

Su autora, Susana Cámara Leret (Madrid, 1982) manifiesta que la muestra “recopila rastros del cuerpo cultural y de la imagen del lúpulo, y de la flor del lúpulo, presentando un recorrido a través de políticas de consumo, de uso y de cultivo”.

Así, la exposición, producto de una “investigación que se ha hecho a lo largo de los últimos 5 o 6 meses”, pretende visualizar, además de su conocido pasado medicinal, “la apropiación de la imagen de la flor del lúpulo por la industria cervecera”, quien la ha adoptado como símbolo e icono, y lo hace mediante una pieza “que alude al mundo del labeling o etiquetado”.

La muestra recoge también diferente material relacionado con el lúpulo, “desde las farmacopeas medievales hasta documentos más recientes asociados a una estrategia que se hizo durante la dictadura para potenciar el cultivo del lúpulo”.

Pero la exposición, a través del material recopilado para la ocasión por Cámara Leret, también pretende devolver el protagonismo a las mujeres, “olvidadas y omitidas por la historia en todo lo relacionado con el cultivo del lúpulo, ya que desarrollaron una labor tan desconocida como imprescindible”, antes de que la mecanización acabara con esta labor manual, colectiva y feminizada. Una pieza sonora da cuenta de ello, ya que recoge diferentes canciones del trabajo del lúpulo, voces de cuatro mujeres de Gavilanes de Órbigo (León),  protagonistas en la labor de la pela de la flor del lúpulo y también las sabidurías y experiencias que estas mujeres han tenido a través de su contacto con la lupulina. Por que, como manifiesta la autora de la exposición, “la lupulina genera otra forma de estar en el mundo. Creo que esa relación entre sueño, el amargor y lo que es el trabajo, el cultivo, el uso, el consumo de las plantas, abarca otra forma de entender la ecología”.


La exposición se enmarca en el proyecto de colaboración ‘Residencia en la Tierra’ desarrollado entre Fundación Cristina Enea y Tabakalera, y podrá visitarse en el Centro de Recursos Medio Ambientales hasta el próximo 1 de diciembre.