Noticias

26/12/2019 Noticias ambientales

Adornos navideños sí, pero sin dañar el medio ambiente

Algunos de los principales elementos naturales utilizados por tradición en las Navidades, como el musgo o el acebo, se encuentran en peligro y su extracción está prohibida. En el primer caso, varias especies están catalogadas como "en peligro de extinción" y están protegidas por ley. Conviene saber la función esencial del musgo en su hábitat natural: contribuye a formar y fijar el suelo, de manera que evita la erosión, y prepara el terreno donde irán más tarde otros vegetales, además de proporcionar cobijo a multitud de pequeños invertebrados, esenciales para el suelo.

Por su parte, el acebo (Ilex aquifolium) figura en los catálogos de especies amenazadas de las comunidades autónomas donde crece de forma natural, como Aragón, Asturias, Castilla y León o País Vasco, de modo que cortarlo del monte está prohibido y puede conllevar sanciones y hasta penas de cárcel.

Varias alternativas pueden sustituir al musgo, como serrín, corcho, arena, paja, hojas, corteza de árboles, etc. Otra posibilidad es reutilizar materiales domésticos, como telas de ropa que ya no sirven. En cuanto al acebo, se puede sustituir por un adorno artificial, y reutilizarlo para años posteriores, o bien crear uno similar con materiales reciclados mediante una manualidad ecológica.

Eligiendo el árbol de Navidad

La elección de un abeto natural o artificial tiene, en ambos casos, ventajas e inconvenientes ambientales, en función del empleo y cuidados que se les dé. El mejor consejo es hacer un uso responsable del que se elija.

Si se prefiere un árbol natural, es fundamental llevarse uno con suficientes raíces y cepellón (tierra adherida), alejarlo de la calefacción y regarlo de forma adecuada para mantenerlo con vida. De este modo, una vez que acaben las fiestas, podrá llevarse de nuevo a algún espacio natural para trasplantarlo. Si no lo hacemos nosotros, sería conveniente preguntar en el lugar de venta o en el ayuntamiento si se puede llevar a algún punto de recogida.

En el caso de elegirse un árbol artificial, si se escoge un modelo de buena calidad y se cuidan sus elementos tanto en su momento de uso como después, bien guardado se podrá reutilizar durante muchos años y no hará falta comprar uno nuevo.


Artículo original encontrado en consumer.es. Lee el artículo íntegro aquí, donde se habla de la iluminación y las felicitaciones.