El proyecto ¡Enarbólate! es una iniciativa que pretende crear un vínculo real entre la sociedad y los elementos que enriquecen los espacios urbanos, a través del empoderamiento ciudadano. Un programa de apadrinamiento voluntario de los árboles de la ciudad, en el que el beneficio es mutuo, tanto para el conjunto de árboles del municipio, como para la sociedad donostiarra.

La conservación y la gestión sostenible de los bosques es necesaria para la lucha contra el Cambio Climático y para frenar el avance de la desertificación. Por ello, es necesaria la protección y salvaguarda de las áreas forestales y de los bosques. De forma complementaria, los árboles situados en el tejido urbano de las ciudades, en calles, plazas y avenidas, también juegan un importante papel. Estas especies, además de cómo elementos estéticos y paisajísticos, funcionan también como elementos imprescindibles para el mantenimiento de la biodiversidad y para la captación y fijación de dióxido de carbono atmosférico.